DE PERROS Y LOBOS

DE PERROS Y LOBOS
Alots Gezuraga


Esta fábula que escribió el griego Esopo 600 años antes de un tal Cristo retrata muy bien la situación de nuestro país ante unas nuevas elecciones con urnas impuestas por los imperialistas, pero bien guardadas por nuestra gente:

"Halló en su camino un lobo flaco y hambriento a un perro gordo y bien tenido.
- Dime- le dijo- ¿por qué si yo soy más fuerte y más valiente que tú, no encuentro qué comer y casi muero de hambre?
- Es porque yo -contestó el perro- sirvo a un amo que me cuida mucho, me da pan sin que se lo pida, me guarda huesos y restos que sobran de las comidas, y no tengo más obligación que cuidar la casa.
- Gran suerte es ésta- contestó el lobo envidiándole.
- Pues mira- replicó el perro- si tú quieres puedes disfrutar del mismo destino, viniendo a servir a mi amo y defendiendo la casa de los ladrones por la noche.
- De acuerdo- dijo el lobo- porque más me gustará vivir bajo techo y hartarme de comida sin tener nada que hacer, que andar por las selvas bajo lluvias y nieves. Pero oye- añadió mientras caminaban- veo que tienes pelado el cuello, ¿a qué se debe?
- No es nada- repuso el perro-, sólo que para que no salga de la casa durante el día, me atan con una cadena; así por la noche estoy despierto, y entonces ando por donde se me antoja.
- Bien- dijo el lobo-; pero si quieres salir de casa ¿te dejan?
- Eso no- respondió el perro.
- Pues si no eres libre- replicó el lobo-, disfruta enhorabuena de esos bienes que tanto alabas, que si para disfrutar he de sacrificar mi libertad, entonces no los quiero.

Moraleja: “Vale más el duro trabajo en libertad, que el placer en esclavitud”.

Votad, votad sin pensar para qué y por qué y luego maldecir vuestra suerte de Pueblo servil. Es mucho mejor ser lobos hambrientos de libertad que serviles perros sujetos a la correa de su amo...guardando encima las puertas de nuestra casa ocupada en 1200, en 1460, en 1512, en 1620.